Creatina: Elimina la fatiga, combate el cansancio y ten más energías para mejorar tu rendimiento

La creatina probablemente sea una de las sustancias más interesantes y conocidas para la mejora general del rendimiento deportivo: segura, económica y de eficacia demostrada por una interminable lista de estudios científicos.

Pero también es una gran desconocida cuando hablamos de mejorar el rendimiento intelectual. A nadie o casi nadie escuchas hablar de esta sustancia, mientras que otros productos como el ginseng, la jalea real, los complejos vitamínicos, el té ó el café acaparan el debate.

La creatina como nootrópico

Y es que no hace falta ser un deportista o trabajar las mancuernas en el gimnasio para poder beneficiarse de estos efectos. Ten en cuenta que el cerebro es un gran consumidor de energía, uno de los más potentes en el cuerpo humano, y por tanto, es candidato a beneficiarse de los positivos efectos de la creatina.

Para los biohackers, o simplemente cualquier persona que quiera sacar partido de este sencillo suplemento energético, la creatina es un valioso aliado que se ha usado durante años como solución para la fatiga y el cansancio.

Tener una buena reserva de energía para hacer frente a ese gasto extra demandado por tu cerebro en momentos de especial exigencia significa que podrás afrontar con mayor eficacia y durante un mayor tiempo estas tareas, cuando más lo necesites.

Al contrario que el café, con la creatina no vas a notar como si tuvieras más energía, sino que efectivamente vas a tener mas energía, pero con la ventaja de que presenta ese bajón que te puede dar cuando se disipan los efectos, cosa que sí sucede con otros energizantes.

No es magia: la creatina es una molécula muy estudiada

La creatina es una sustancia muy interesante, y es que al contrario que muchos productos o sustancias que tienen pros pero pueden tener también ciertos contras, es extremadamente efectiva y segura, así como una de las más estudiadas por la ciencia por su capacidad de ayudar al cuerpo humano con los procesos físicos esenciales que necesitamos para funcionar de forma óptima.

Esta molécula fue descubierta en 1832 por el químico francés Michel Eugene Chevreul, hace más de 150 años ya. Michel fue la primera persona capaz de extraerla de los tejidos de la carne.

Debido precisamente a que esta molécula procede de la carne, le otorgó el nombre de creatina, pues en griego κρέας (kreas) significa carne.

El francés sabemos que no se limitó al mero descubrimiento, sino que perseveró analizando y entre otras cosas descubrió por ejemplo, que los animales salvajes contenían más creatina en sus tejidos en comparación con los animales caseros. La explicación de Michel, sencilla: El nivel de actividad física es definitivo para el nivel de creatina en el tejido muscular.

La lectura que podemos dar hoy a este particular, es que la carne procedente de animales estabulados -la práctica totalidad de la que consumimos- posee una cantidad de creatina inferior a la que obtendríamos de animales salvajes o en libertad, argumento que favorece la suplementación de creatina.

Qué es y cómo funciona la creatina

Todo este despliegue de beneficios se basa en una bien conocida molécula, llamada trifosfato de adenosina, comúnmente referida como ATP. Es absolutamente necesaria para el ser humano, y sin ella acabaríamos literalmente sin vida.

atp-molecula-trifosfato-adenosina-molecule-adenosin-triphosphate

Nuestras células y músculos necesita la energía básica que genera, de forma que puedan funcionar adecuadamente. Y no, insisto, no es necesario que seas un atleta de élite para notar la falta de ATP.

Como siempre, hay que prestar atención a las señales que te envía tu cuerpo. Por ejemplo si tienes sueño, el café o te son sin duda una buena opción. Pero si te encuentras en uno de esos días que notas como si te faltara gasolina, es más que probable que tengas un nivel bajo de ATP.

Esto hay que cogerlo con pinzas por supuesto, dado que si no dormimos lo suficiente, no llevamos una buena alimentación, o no practicamos algo de ejercicio de forma más o menos regular, es normal que no nos encontremos al 100% y ciertamente la solución no pasa por suplementar creatina para generar ATP.

Primero, como siempre insistimos desde aquí, tienes que acudir a tu médico, seguir sus consejos, chequear tu salud periódicamente y prestar algo de atención a tu estilo de vida, proporcionándote un adecuado a nivel de alimentación, descanso y ejercicio.

Creatina: Elimina la fatiga, combate el cansancio y ten más energías para mejorar tu rendimiento

Sólo tras esto tendrá sentido suplementar con creatina, como refuerzo en momentos de especial actividad pues se obtiene de forma natural, sintetizándose a partir de los alimentos que consumimos.

Recuerda, primero construye una actitud y costumbre saludables como línea de base, y luego busca la mejora del rendimiento. Ahí es donde la creatina te puede ayudar, ayudando a la generación de ATP en los momentos de mayor demanda, como puede ser en un pico de trabajo, o en plenos exámenes.

Aviso: Recuerda que los contenidos que publicamos aquí tienen un carácter meramente informativo, no prescriptivo, ni médico. Nos limitamos a describir las propiedades de principios activos, sin aconsejar necesariamente su consumo. Los efectos que describimos pueden no notarse en tu caso o variar entre personas. Debes consultar a tu médico en todo momento antes de consumir un producto.

 Si estás planeando seriamente iniciar una suplementación, lee nuestra exención de responsabilidad.
Valoración
  • Precio
  • Evidencia
  • Disponibilidad
  • Efectividad
4.6

Resumen

La creatina es una sustancia que permite mejorar la cantidad de energía disponible ayudando a generar ATP. Existen muchos estudios que avalan su efectividad y es realmente asequible. El efecto que podrás notar será más o menos sutil, dependiendo como siempre de la alimentación que lleves. Recomendada como suplementación en caso de llevar una dieta que no aporte de forma natural las cantidades adecuadas, o en casos de especial esfuerzo como deportistas.

¿Quieres comentar algo?