Qué es biohacking, a qué se dedican y qué son los biohackers, y por qué deberia interesarte

Qué es biohacking, a qué se dedican y qué son los biohackers, y por qué deberia interesarte
5 (100%) 1 voto

¿Qué son los BioHackers? Si no conocías todavía los términos biohacking y biohackers, es más que probable que en los próximos meses lleguen a tus oídos por alguno de los medios de comunicación más comunes, como la televisión. Quizás pasen años hasta que esto suceda, incluso puede que nunca salgan a la luz pública, pero mi apuesta es que dentro de muy poco el biohacking será la estrella de los telediarios, quizás a modo de relleno en verano cuando las noticias brillan por su ausencia.

Para comprender este fenómeno mejor, es imprescindible conocer primero qué son los biohackers para entender qué es el biohacking.

¿Qué son los biohackers?

Si este término te recuerda a los hackers informáticos, estás en lo correcto, ambos -hackers y biohackers- guardan una estrecha relación desde sus inicios,  por tanto no es descabellado interesarnos por la filosofía y bases fundacionales de este movimiento informático.

Hacia mediados de los años 70 un grupo de jóvenes de Palo Alto, California, todos ellos pertenecientes al “Club de Ordenadores Caseros” pasaba sus horas libres montando y mejorando sus propios ordenadores personales.

Algunos de aquellos chicos son los responsables de la evolución de la informática personal, tal y como la entendemos hoy en día. Entre ellos estaba el famoso Steve Wozniak, amigo de Steve Jobs y cofundador de Apple Computer.

Cuatro años antes, Wozniak había hackeado el ordenador de la Universidad de Colorado. Aunque Wozniak no es ni el primer ni el más famoso hacker de la historia, sí que es uno de los más reconocidos.

Pues bien, los primeros biohackers comparten muchos aspectos con aquellos primeros hackers informáticos. Aunque el concepto surgió en 1988 como veremos más adelante, las primeras comunidades empezaron a surgir en 2005 en San Francisco, ganando momentum cuando estos realizaron experimentos biológicos “caseros” que fueron el centro de atención de hackers en los eventos SuperHappyDevHouse ó SHDH.

Los biohackers de manera resumida a lo que se vienen dedicando desde entonces es a investigar nuevas formas disruptivas de biología, pero sobre todo a generar eventos de biología “hazla tu mismo” más conocida como DIY ó Do It Yourself. Podría pensarse que estos caballeros cuentan con formación académica y amplia experiencia laboral, lo cual es correcto pero con la peculiaridad de que se dedican también a mentorizar a un gran número de aficionados que no la tienen.

Estas tareas se realizan como hobby o sin ánimo de lucro, además de buscar el crecimiento de la comunidad mediante la innovación con carácter de código abierto u open source, conformando otro gran parecido con la comunidad informática hacker.

DIY, Open source, Hackinglos paralelismos entre hackers biohackers son evidentes y por si esto fuera poco, los biohackers además abrazan el “Manifiesto Hacker”, acta fundacional del movimiento, la cultura y la ética hacker.

¿Quién descubrió y alumbró la era biohacker?

Si como hemos comentado antes el término biohacker surgió en 1988, fue en 2005 cuando Rob Carlson, redactor del medio online Wired publicó el artículo que podemos considerar el cuasi acta fundacional del movimiento.

Esto que puede parecer atrevido, no es desdeñable, puesto que en el área del marketing Chris Anderson, otro redactor de Wired redactó en 2004 el que a la postre sería el acta fundacional del Long Tail MarketingEn 2004 su artículo anunciaba que gracias a la tecnología, el mercado otrora regido con mano de hierro por la cultura del mercado de masas caerá -en realidad a día de hoy ya ha caído hace tiempo-  en el más lamentable de los olvidos en favor del consumo de nicho y larga cola. Por ejemplo, Amazon, Netflix… Interesante época para leer Wired aquel comienzo de milenio, ¿verdad?

Volviendo al tema que nos ocupa, Rob Carlson proféticamente comenzaba su artículo “Splice it yourself” de la siguiente manera:

The era of garage biology is upon us. Want to participate? Take a moment to buy yourself a lab on eBay

Demoledor sin duda. Dicho y hecho, Rob se puso manos a la obra de manera fiel a sus principios. Por cierto, Rob estudió en Berkeley, la misma universidad donde Wozniak también lo hizo. Los paralelismos parecen no tener fin.

¿Qué es el biohacking?

La definición más concreta disponible a día de hoy nos cuenta que el biohacking es la actividad de explotar el material genético de manera experimental, libre de estándares y normas, con expectativas limitadas y con propósitos de beneficio de la humanidad o por el contrario de naturaleza criminal.

Como hemos visto anteriormente, los auténticos biohackers no abrazan la naturaleza criminal aunque el mal existe en todas partes y la biología DIY no iba a ser menos. Tendremos -si no tenemos ya- biohackers white hat biohackers black hat, sin ningún género de dudas. Parece llegados a este punto que siguiendo la evolución de la escena hacker informática podríamos prever los siguientes pasos del biohacking. 

El biohacking y sus derivados

Pues bien, a día de hoy se visualizan tres tendencias fundamentales que comparten una misma base de biohacking, aunque cada una de ellas tiene sus particularidades, lo que les confiere por así decirlo el carácter de ramas de un mismo tronco.

En primer lugar, la ya mencionada biología DIY, como un movimiento social cuyos individuos y organizaciones persiguen la innovación con herramientas como las de los laboratorios -o al menos lo intentan-. El crowfunding es uno de los grandes motores de este movimiento, aunque problemas de índole ético están capando las iniciativas que tienen que ver con seres vivos.

En segundo lugar nos encontramos el movimiento Grinder, una rama transhumanista y de modificación del cuerpo humano mediante métodos tecnológicos donde por supuesto la electrónica es fundamental.

Para finalizar tenemos la rama del movimiento de mejora personal, al que personalmente denomino como movimiento Nootrópico, puesto que aunque en general tiene profundas raíces en la biología y se centra en la mejora del rendimiento y de la mente mediante diversas técnicas como la dieta, el ejercicio etc, no se entendería esta rama del biohacking sin el uso de sustancias con propiedades nootrópicas.

Es importante hacer notar que el movimiento Grinder utiliza la tecnología para mejorar al ser humano, lo cual en sí mismo es una forma de biohacking, pero no por ello el biohacking es patrimonio o sinónimo del concepto Grinder. En algunas referencias como wikipedia, vemos que no queda claramente explicado ya que según el artículo que consultes, el enfoque es uno u otro, algo ya normal en esta referencia online.

El biohacking en la cultura popular

La mejora del ser biológico se encuentra inculcada a fuego desde la más tierna infancia. El cine, el anime y la literatura -por citar algunos casos están plagados de referencias al tema. Es obligatorio citar obras literarias como “La isla del doctor Moreau”, videojuegos como “Mario Bros” -quien no recuerda esas mágicas setas de colores que te dan vidas extra o te hacen crecer-, películas de animación de los 90 como “Ghost in the Shell”, cómics como Ironman, series de televisión como Orphan Black… el listado es inagotable.

Conclusiones

Independientemente de los límites del debate filosófico o ético que nos queramos poner -debate que daría para un libro entero- lo cierto es que debemos de abrir los ojos a esta nueva realidad. Los líquidos inyectables que te dan poderes sobrehumanos están a la vuelta de la esquina, aunque nada quita que se estén experimentando ya en el ámbito militar… podemos ser tan conspiranoicos como queramos, pero lo que es indudable es que al igual que las prótesis para personas que han perdido extremidades están entre nosotros, la posibilidad de intentar conseguir mejoras en tu ADN y realizadas en tu casa se encuentran a 1000 dólares de ti.

Por muy exagerado o alarmante que parezca es una realidad, que trataremos en próximos artículos.

foto: @drew_hays

Aviso: Recuerda que los contenidos que publicamos aquí tienen un carácter meramente informativo, no prescriptivo, ni médico. Nos limitamos a describir las propiedades de principios activos, sin aconsejar necesariamente su consumo. Los efectos que describimos pueden no notarse en tu caso o variar entre personas. Debes consultar a tu médico en todo momento antes de consumir un producto.

 Si estás planeando seriamente iniciar una suplementación, lee nuestra exención de responsabilidad.

¿Quieres comentar algo?

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando o pulsa el botón "cerrar" está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies